Un  poco de historia...

 La papa es originaria del continente americano.

Llegó a Canarias en el siglo XVI y pronto prosperó en las islas gracias a la diversidad de sus ecosistemas agrarios.
Hoy hijos y nietos de antiguas familias de Icod el Alto se han asociado para rescatar y desarrollar los cultivos tradicionales de la zona. Tenemos el privilegio y el orgullo de disfrutar de variedades de papa exclusivas y de gran calidad.

  
Icod el Alto fue uno de los primeros lugares donde fueron sembradas y pasados casi cuatro siglos, gracias a la labor de los agricultores y agricultoras de esta zona aún podemos disfrutar de este valioso producto.


En la actualidad en Icod el Alto hay un buen número de variedades que se podrían considerar antiguas, de gran  valor patrimonial y gastronómico. Papas bonitas coloradas, blancas, llagadas, ojo  perdiz y negras, y azucenas blancas y negras, además de otras variedades que no dejan de tener su importancia: colorada de baga, pelucas, borrallas, etc.

"...Las primeras papas las trajo del Perú Don Juan Bautista de Castro por el 1622. Este señor las hizo sembrar en sus tierras de Icod el Alto desde donde tan felizmente se han difundido por todas las Canarias"...

D. José de Viera y Clavijo