"... las primeras papas las trajo del Perú don Juan Bautista de Castro por el año 1622. Este señor las hizo sembrar en sus tierras de Icod el Alto desde donde tan felizmente se han difundido por toda Canarias." - Don José Viera y Clavijo.

La perseverancia de las familias de Icod el Alto, que por generaciones siguieron cultivando las antiguas semillas para consumo propio, ha contribuido a la conservación de este noble producto de la tierra: las papas bonitas. En la actualidad y gracias a la visión de futuro de un grupo de vecinos agricultores se creó la Asociación de cosecheros de papa bonita y cultivos tradicionales de Icod el Alto cuyos objetivos son:

  • Promoción y recuperación de la papa bonita y los cultivos tradicionales.
  • Favorecer el desarrollo y la mejora de la producción integrada en el cultivo.
  • Protección del medio ambiente.
  • Desarrollo rural.
  • Defensa del sector.

 

"La papa bonita no solo es un producto, es una cultura." - Vicente Luis Domínguez - Presidente de la asociación.